Especialidades

La psicoterapia era en un principio el arte de curar con la palabra, el cuerpo era el  escenario en el que se representaba la alteración y/o la enfermedad. Y solo a través del la palabra se producía la curación. Existía una enorme distancia entre el cuerpo y la mente.

Desde hace más de 50 años los analistas bioenergéticos incorporamos el cuerpo al proceso psicoterapéutico. Entendido este  como una totalidad, donde no existe una separación entre lo que pienso y lo que siento, lo que digo y hago.

Los últimos avances en neurociencia sitúan el cuerpo como el eje central sobre el cual gira el proceso de mejoría. Es en las interrelaciones y vivencias (apegos), donde el cuerpo, (entendido  este como una unidad cuerpo-mente), se conforma y construye a si mismo, en las interrelaciones con los otros, con el mundo y con la realidad. La forma en la que nos relacionamos marcará la manera en que analizamos y nos desenvolvemos en la vida.

Nuestro cuerpo habla de nosotr@s mucho antes que nuestras palabras.

Como psicóloga clínica me he especializado en  el tratamiento psicosomático (Análisis Bioenergético).

  • Energía
  • Sensación
  • Emoción
  • Palabra (representación)
  • Acción
  • Interrelación (apegos)